Aún recuerdo hace 1 año, cuando todavía trabajaba como secretaria en mi empresa, que todos los días me esforzaba por poner mi mejor sonrisa para entrar a la oficina.

I la forzaba, porque hasta yo misma quería creerme que lo que estaba haciendo era realmente lo que quería hacer, pero en verdad no era lo que yo quería hacer.

Y cuando haces esto durante muchos días, lo que sucede es que empiezas a valorarte menosa quererte menosa apagarte por dentro y el resultado que tienes es que terminas casi acostumbrándote.

¿Pero sabes?

Es como si domaras a un caballo. Realmente tu cada día sientes que por mucho que intentes fingir este no es tu sitio. Y como todas las personas que estáis registradas a mi lista de correo, lo que quieres realmente es encontrar el puesto de trabajo que mereces.

¿Qué es lo que tienes que hacer para cambiar esta situación?

Pues, para empezar, empezar a reconocer que no tienes porqué sonreír.

Que tienes derecho a no estar a gusto en un sitio, y a no estar conforme.

Aunque lo vea la gente, y aunque te vean que no sonríes. Porqué además tu como eres tan responsable no vas a dejar de hacer tu trabajo, y nadie te va a echar, pero por lo menos no te vas a mentir a ti misma.

Así que mañana cuando vayas a la oficina vale ya de sonreír cuando no tienes que sonreír y vamos a pedir lo que queremos y lo que merecemos.

Porque tú también puedes ascender.

Mucha gente que ha pasado por mis posts ha conseguido ascender o ha conseguido cambiar el puesto de trabajo. Sólo necesitas cambiar ciertas cosas, ciertos hábitos y ponerte manos a la obra.

Cómo tu ya sabes me dedico a acompañar a mujeres a que desarrollen todo su potencial para que consigan sus objetivos. 

Si quieres te eche una una mano y que hablemos sobre como puedo ayudarte más profundamente, aquí te dejaré un enlace y estaré encantada de charlar contigo sobre lo que podemos hacer para que puedas ascender ,cambiar de puesto de trabajo  si es lo que quieres.

Así que ya sabes:  hoy se acabó el sonreír por complacer a los demás y empieza tu nueva decisión de serte fiel a ti misma.